Llegan las ansiadas vacaciones de Semana Santa y con ella, uno de los momentos en los que más revisiones de coches se llevan a cabo. Y es que este acto, que a muchos puede parecerle una pérdida de tiempo, en realidad es una de las principales medidas de seguridad que podemos implantar. Por este motivo, os informamos cómo poner tu coche a punto frente a un viaje

  • Presión de los neumáticos. Para que el agarre de las ruedas sea el adecuado,su presión ha de ser la correcta, ya que de otro modo el desgaste será mayor y corremos más riesgos de accidente. El dibujo del neumático también debe ser tenido en cuenta, para garantizar su correcto funcionamiento, por lo que revisarlo antes de un viaje largo será esencial.
  • Con el vehículo frío y en reposo debemos mirar la varilla del depósito de aceite. Esta nos indica cuál es el nivel máximo y mínimo que debe tener, por lo que no solo ha de revisarse antes de un viaje largo, sino de manera periódica a lo largo del año. Si el nivel está bajo, habrá que echar más aceite.
  • Limpiaparabrisas. Además de mirar si las escobillas están en condiciones, es importante revisar el líquido, sobre todo para mantener la luna del coche siempre limpia y mejorar la visibilidad.
  • Luces. Aunque a diario conduzcamos para ir a trabajar, es importante revisar las luces de vez en cuando, sobre todo para ver si están bien reguladas. Además, en Semana Santa los días aún no son tan largos como en verano, por lo que seguramente tendremos que usarlas en el camino porque se hará de noche pronto.
  • Líquido de frenos. Antes de un recorrido, sobre todo cuando este sea largo, debes controlar también el correcto estado de los frenos. El líquido de frenos, igual que el aceite, ha de estar entre el máximo y el mínimo indicado en su conducto, y siempre es mejor emplear el producto recomendado por el fabricante.
  • Otros elementos clave. Una vez que tengas la parte mecánica controlada, es importante echar un ojo a otros elementos también importantes. Por eso debes comprobar que llevas los triángulos y chalecos de emergencia, la rueda de repuesto (que también tiene que llevar la presión correcta) o el kit antipinchazos en su defecto, así como toda la documentación (permiso de circulación, ITV e incluso el justificante del seguro). Y por supuesto, no olvides el carnet de conducir.

Con estos sencillos consejos que puedes seguir durante todo el año, viajarás con total seguridad y comodidad hacia tu destino. ¡Felices vacaciones!

Danauto mecánica, chapa y pintura
www.danauto.es
Tel: 91 847 32 23