Estas semanas de inactividad han hecho que sea conveniente tener en cuenta una serie de consejos para coger el coche tras el confinamiento, para que la vuelta a la «normalidad» sea segura.

Seguro que estos días de confinamiento parcial notas que te cuesta más el moverte e incluso que tienes una pereza tremenda para hacer muchas cosas. Es relativamente normal y, aunque no sea un ser vivo, a nuestro coche también le pasa algo parecido después de varios días inactivo.

Muchos van a ser los que se lleven una mala sorpresa y el coche no arranque porque se ha quedado sin batería, otros que se lo encuentren con una rueda descinchada… pero, aunque el coche encienda correctamente y las ruedas no parezcan pinchadas, debemos tener una serie de precauciones.

Nivel de aceite

El primer consejo que te debemos dar es que des una vuelta alrededor del coche y te fijes en si todas las ruedas están bien o alguna está deshinchada y también que te agaches y compruebes que no hay manchas debajo del coche que evidencien alguna fuga de aceite o refrigerante.

Arranque motor

También es importante que tengas en cuenta que, al llevar mucho tiempo parado, es conveniente esperar unos segundos antes de iniciar la marcha con el coche. No perdemos más de un minuto y evitaremos desgastes excesivos por hacer trabajar el motor sin una buena lubricación.

Después de varias semanas parado, todo el aceite del motor se ha escurrido hacia la parte más baja, el cárter, y se han resecado un poco algunos elementos como los taqués de las válvulas, los cilindros… si nada más encender el motor nos ponemos en marcha, estaremos exigiendo al motor un esfuerzo sin estar bien lubricado. Es como pretender hacer un sprint sin haber calentado un poco primero, tenemos todas las papeletas para una lesión.

Después de encender el motor es conveniente esperar más o menos un minuto antes de meter la primera y empezar el recorrido. Ojo si estás en un garaje mal ventilado con los gases de escape.

Presión de las ruedas

Otro punto son las ruedas del coche. Después de haber estado parado casi dos meses es probable que hayan perdido algo de presión. Aunque aparentemente estén bien de aire, debemos ir lo antes posible a una estación de servicio a verificar la presión de los neumáticos.

Si la presión de las ruedas ha sido muy baja y ha estado tiempo aparcado sin moverse con ellas algo deshinchadas, es muy probable que al empezar a andar notemos una vibración e incluso algo de ruido. Esto se debe a que la goma se ha deformado algo y se ha aplanado en la zona sobre la que reposaba. Lo mejor es que hinchemos las ruedas a la presión máxima recomendada por el manual de instrucciones del coche y circulemos con ella así durante unos días. Luego debemos volver a usar la presión recomendada para el uso que hagamos normalmente.

No debemos circular con las ruedas bajas de presión. Esto aumenta el consumo de combustible, el desgaste del neumático y, sobre todo, hace más peligrosas las reacciones del coche, además de poder sufrir un reventón o desllantar.

Si aún siguiendo estos consejos, necesitáis nuestra ayuda, no dudéis en contactar con nuestro taller.
Atenderemos con y sin cita previa, dependiendo de la fase de desescalada que apruebe la Comunidad de Madrid.

Danauto Taller mecánico, chapa y pintura
c/Madroño, 6. Nave 23.
Teléfono: 91 847 32 23
www.danauto.es